Saṁskāra para bebés y niños

Los saṁskāra son Ceremonias de fuego altamente beneficiosas, erradican el mal karma y son un gran impulso para el desarrollo de todas las buenas cualidades.

 

Los saṁskāra, estimulan la espiritualidad, anulan las malas influencias y todo lo negativo. Además, las posibles enfermedades son alejadas o reducidas.

 

Pauṣṭika-karma

Se puede realizar durante el primer año de edad, en un día favorable, y en cualquier mes del año.

Con este saṁskāra se invocan todas las influencias positivas de la naturaleza, para que el bebé goce de buena salud, felicidad, protección, y espiritualidad durante toda su vida.

 

Nāma-karaṇa

Es el saṁskāra para ponerle nombre al bebé. Se suele realizar a los 10, 11, 12 o 21 días después de nacer, o en cualquier día auspicioso.

Durante parte de la ceremonia, los padres tocan diferentes partes del cuerpo del bebé con hierba Kuśa, considerada como sagrada y espiritual en la India, mientras se cantan mantras para protegerlo.

 

Anna-Prāśana

Se hace para darle los primeros cereales, o el primer alimento sólido al bebé.

Si es niña se debe hacer en el quinto, séptimo o noveno mes.

Si es niño se debe hacer en el sexto u octavo mes.

Durante esta ceremonia se pide a Śrī-viṣṇu  que siempre ayude al niño en su digestión, para que sea una persona fuerte y sana.

Al finalizar la ceremonia o al cumplir un año, se pueden averiguar las futuras tendencias del niño, dándole a elegir entre dinero, un libro, cereales, etc.

Anna Prasana 1.jpg
 

Vidyārambha

Este saṁskāra se realiza cuando el niño va a ir por primera vez a la escuela. 

Durante la ceremonia, el brāhmaṇa toma la mano del niño y le ayuda a escribir los tres primeros números y las tres primeras letras del abecedario con una tiza. Luego, borrará con el dedo lo que escribió, y le pondrá el polvo de tiza en la frente a forma de tilaka, y otro poco en la parte de atrás de su cabeza.

El niño también ofrecerá todos los utensilios escolares tales como libros, lápices, cuadernos, etc. para que sean bendecidos por la bondadosa Madre Sarasvatī.

 

Cūḍā-Karaṇam o Muṇḍana

Se hace cuando se le corta el cabello por primera vez. Puede ser a los seis meses, al año, a los tres años, o a los cinco años de edad. 

Durante la ceremonia se cantan diferentes mantras auspiciosos, sosteniendo un manojo de hierba Kuśa en la mano, que se va cortando a medida que se cantan los mantras.

Guadalajara, 1985

Barcelona, 2010