Ceremonias Vastu

 

Gṛha-praveśa

Es una ceremonia muy importante y altamente recomendada.

Atrae todas las buenas influencias, limpia toda la casa de cualquier aspecto negativo, y llena de muy buenos augurios el futuro de sus habitantes.

 

Algunos de los rituales que se realizan son:

Gaṇeśa y Lakṣmi Pūjā: Adoración de Gaṇeśa y Lakṣmi, Diosa de la fortuna

Navagraha Pūjā: Pūjā adoración de los nueve planetas

Vastu Pūjā y Maṇḍala Pūjā: Pūjā adoración del Vastu Puruṣa, y del Maṇḍala

Kalaśa Pūjā: Pūjā adoración del auspicioso pote sagrado

Homa: Ceremonia de fuego con ofrenda de hierbas sagradas, frutas y cereales

 Gṛha-praveśa Apūrva:  Cuando se entra a una casa nueva recién construida

Casa construida acorde al Vastu, en Caldes

En la entrada de una casa Vastu, en Málaga

Gṛha-praveśa Sapūrva: Cuando se entra a una casa que no es nueva, o se vuelve a habitar después de una larga ausencia

Gṛha-praveśa en un piso que no es nuevo, en Hospitalet

Griha Pravesh en un piso antiguo, en Barcelona

Gṛha-praveśa Duanduah: Cuando se han hecho importantes reformas en la casa o apartamento

Casa en Portugal donde se hicieron importantes reformas

Gṛha-praveśa. Duanduah en Jerez

 

Bhūmi Pūjā

Es la ceremonia de adoración de la madre tierra que se hace antes de empezar a construir una casa.

 

Algunos de los rituales que se realizan son:

Bhupareksa: Ceremonia de examinar la tierra

Halakarṣaṇa: El arado de la tierra con un Hala, o arado védico, para la purificación del terreno

Balidhana: Ofrenda que libera el lugar de cualquier mala influencia

Bhūmi abisinchan: Purificación de la tierra

Maṇḍala Pūjā: Manifestación de 81 cuadrículas del Maṇḍala sobre el terreno, clavando estacas en la tierra y uniéndolas con cuerdas. Luego, invocación y Pūjā adoración de las 45 Divinidades del Maṇḍala

Homa: Ceremonia de fuego con mantras védicos para la madre tierra

Las 81 cuadrículas del Vastu Maṇḍala sobre el terreno

Bhumi-Puja.jpg

Halakarṣaṇa, arando el terreno en Castelló

Vastu Pūjā y Homa en el terreno. Caldes de Montbui

En el Brahmasthān del terreno. Bélgica